Zanzibar es una región semiautónoma de Tanzania que comprende un par de islas alejadas de la costa oriental de África. Esta isla suele llamarse como las islas de las especies por su increíble biodiversidad. En este post, te detallamos que visitar en Zanzibar.

¿Qué visitar en Zanzibar?

Stone Town

Stone Town hace de Zanzíbar una isla muy diferente a muchas otras islas tropicales. La hacen tan especial sus callejuelas, los bulliciosos bazares, las mezquitas y las imponentes y extravagantes casas árabes. En éstas se pueden apreciar las bellísimas puertas de madera entalladas a mano y adornadas con detalles de bronce.

Los colores intensos, los perfumes, los olores de la capital, a veces muy agradables y otras, no demasiado, dejan un recuerdo indeleble en quien la visita. Los sentidos se exaltan y el impacto a veces es muy fuerte. Stone Town puede llegar a ser amada, pero también odiada. Afortunadamente, son muchos los que acaban enamorándose de esta ciudad y no la olvidan nunca más.

Ruta de las especias

Para comprender la historia de Zanzíbar es importante referirse al clavo de clavero, a la nuez moscada, la canela, el cardamomo, la pimienta y a muchas otras especias importadas por los Sultanes de Omán. A pocos kilómetros de Stone Town, podrás visitar plantaciones de especias, en las que recibirás explicaciones sobre cada una de las variedades, sus usos en la cocina y en la cosmética, y quedarás extasiado ante la gran gama de perfumes.

Por desgracia, a excepción de Salome’s Garden, no ha quedado ninguna de las plantaciones y casas de campo originales. Pero, de todos modos, es una experiencia que no se puede dejar escapar.

Selva de Jozini

Hace tiempo esta selva ocupaba una extensa zona en el centro de Zanzíbar.
Hoy día, sus dimensiones son mucho más reducidas, pero ha sido declarada Parque Nacional y las medidas de protección están mejorando.

Habitan en ella las especies de mono endémicas Colobus y Sykes. Se han trazado senderos de gran interés para los amantes de la naturaleza y el senderismo. Una caminata o un paseo por Jozani, sin duda, merece la pena.